El pasado 24 de agosto, en el Laboratorio de Estudios de la Energía Solar (LESES) de la sede Campus de la UTN Buenos Aires, se realizó la reunión de la Comisión de Energía Solar Térmica de la IRAM, destinada a la normalización y el etiquetado de los productos destinados a la energía solar. Participaron del evento distintos referentes de empresas relacionadas a la temática, como ENARGAS o EDENOR, profesionales e investigadores de UTN Buenos Aires, la Universidad de San Martín, el Instituto de Investigación en Energías no Convencionales y representantes de IRAM y el INTI.

Federico Nores Pondal es Doctor en Materiales e investigador del LESES. En relación con la reunión en UTN comenta que “las reuniones son de carácter mensual, y si bien en general se desarrollan en la sede de IRAM, esta vez los invitamos para que pudiesen conocer nuestras instalaciones. Durante la jornada se abordó el tema del etiquetado de los sistemas compactos solares y la mejora en los métodos de cálculo así como las diferencias por zonas geográficas”. Nones Pondal señaló que “la normalización resulta muy importante ya que al día de hoy, al no contar con regulación, cualquier fabricante puede realizar los conectores sin cumplir con ningún criterio, norma o requisito preestablecido. En la actualidad, aquellos usuarios que compran equipos que cuentan con un mal rendimiento, terminan adoptando una idea negativa de la tecnología y nuestra tarea es avanzar hacia la masificación de este nuevo tipo de tecnología con standares de calidad.”

Federico Yonar es Coordinador del Grupo de Trabajo de la Energía Solar Térmica dentro de la gerencia Mecánica-Metalúrgica de IRAM. Resalta que desde el organismo se impulsan estas jornadas en vista de “poder disponer de equipos que sean confiables y que respondan, bajo pautas técnicas y normativas, a las normas IRAM”. Yonar destaca el papel que cumplen las universidades en la normalización y mejora en la instalación de nuevas tecnologías: “Al ser un centro tecnológico de evaluación de equipos, las universidades juegan un rol realmente importante ya que aportan experiencia y capacidad de análisis para que las normas generadas sean superadoras.”

El objetivo del grupo consiste no sólo en normalizar el etiquetado de productos sino en impulsar la implementación de la energía solar-térmica en zonas tanto residenciales como industriales. Durante la jornada se enfatizó en el notorio alcance de esta tecnología, que no se limita a un uso doméstico y al importante ahorro energético que supone. A su vez Yonar destacó que “la correcta instalación y normalización permitiría generar puestos de trabajo y líneas de producción, que parten de materiales que se consiguen en el país e implican la posibilidad de abastecer el mercado y la demanda de nuevos tipos de energía”.

El Mg. Alejandro Haim es docente e investigador, parte del grupo de Energía Undimotriz y uno de los referentes del Laboratorio de Estudios en Energía Solar de la UTN Buenos Aires. Comenta que la reunión persigue el objetivo de “elaborar y modificar las normas para colectores solares térmicos destinados al calentamiento de agua, tanto para consumo domiciliario como para calefacción. Estos sistemas comienzan a implementarse cada vez más y se precisa una normalización, ya que está trabajando a nivel nacional en nuevas normas que obliguen a las nuevas construcciones a instalar estos equipos. La mayoría de estos productos proceden de distintos orígenes, tanto nacionales como importados, y si bien a simple vista pueden parecer iguales, un colector que no se encuentra normalizado no puede garantizar la calidad del equipo.”

Respecto a la importancia de pensar la relevancia de la energía solar como una variable importante para reducir el déficit energético del país, Haim señala que “el aporte es muy notorio al momento de pensar el ahorro energético y la reducción del consumo, a partir de la utilización de paneles para el calentamiento de agua y aire, destinado a hogares. Esta tecnología contribuye a luchar contra el cambio climático, ya que evita la emisión de gases contaminantes, producto de la quema de combustible. Al mismo tiempo sirve para abastecer a poblaciones que no tienen acceso a energía eléctrica o gas, y posibilita la reducción del costo que genera la importación de combustibles o hidrocarburos del exterior para suplir el déficit energético del país.”

Guillermo Halliburton es Ingeniero Industrial, representante de Longvie y Cámara Argentina de Fabricante de Calefactores a Gas. Consultado sobre la importancia de este tipo de eventos, subraya que “desde la empresa estamos tratando de incorporar una nueva marca de termotanques solares, y por ello nos resulta fundamental conocer la norma existente, para trabajar con los usuarios y los proveedores. La normalización nos sirve como garantía para un nuevo mercado, el de las energías solares, para vender un producto seguro y eficiente y para frenar importaciones de mala calidad, que no cuentan con servicios de reparación o repuestos.”

La jornada finalizó con un recorrido por las instalaciones del Laboratorio de UTN Buenos Aires y una explicación a cargo del Ing. Alejandro Haim de las perspectivas y objetivos del trabajo que allí se realiza.

Noviembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30