Un proyecto de la Fac. Reg. San Francisco fue seleccionado por el MinCyT de la Nación en la convocatoria de propuestas para la adjudicación de “Proyectos de Innovación a partir de la adopción de la Computadora Industrial Abierta Argentina en productos y procesos industriales”.

 

Un proyecto de nuestra Facultad Regional San Francisco de UTN fue seleccionado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación en el marco de la convocatoria de propuestas destinadas a la adjudicación de “Proyectos de Innovación a partir de la adopción de la Computadora Industrial Abierta Argentina (CIAA) en productos y procesos industriales”. De un total de 47 iniciativas de diferentes universidades de doce provincias argentinas, nuestra casa de altos estudios se ubicó en el puesto 12 del orden de mérito, y recibió un Aporte No Reembolsable de 70.000 pesos para llevar adelante la propuesta de incorporar la CIAA en el control de un sistema de pulverización avanzado.

El director del Departamento de Ingeniería Electrónica, ingeniero Sergio Felissia, fue quien presentó el proyecto, con el apoyo del Área de Proyectos de la Secretaría de Extensión y Cultura, a cargo de la ingeniera Myrna Alberto. Al ser consultado sobre los detalles de la propuesta seleccionada por el Ministerio de Ciencia de la Nación, Felissia explicó: “Tomamos conocimiento de la convocatoria y lo articulamos con un proyecto de investigación que tenemos en nuestra área. Uno de los temas que abordamos es la electrónica aplicada en la producción agrícola, ya que tenemos un grupo integrado además por docentes de la carrera de Licenciatura en Administración Rural, junto a docentes, investigadores y becarios de Ingeniería Electrónica. Las aplicaciones de la tecnología electrónica en el agro configuran un área prioritaria para generar proyectos de investigación en ese sentido. Y uno de los proyectos que tenemos es relacionado con la fumigación y el control de malezas en la producción agrícola, que busca hacer un manejo eficiente de los agroquímicos, tratando de detectar las malezas a través de sensores electrónicos. Se analizan distintos métodos de detección buscando el que más se adapte a los cultivos y plagas de nuestra región, de modo que se puedan detectar para luego aplicar el producto agroquímico solamente donde es necesario aplicarlo, de esa manera se tiene una aplicación más eficiente, y desde el punto de vista del medio ambiente también hay un beneficio al utilizar menor cantidad de agroquímicos”.

“Cuando apareció esta convocatoria tratamos de plantear un proyecto de desarrollo que no es estrictamente un proyecto de investigación, sino una aplicación del elemento CIAA en el control de una máquina pulverizadora. De esta forma se comienza por diseñar la estructura mecánica y electromecánica como un banco de pruebas similar a una pulverizadora, en donde se va a utilizar la placa CIAA para controlar el sistema de pulverizado, tal como tienen muchas máquinas existentes en el mercado, algunas con controladores importados o propios de cada fabricante. En el caso de la CIAA, la característica principal es que se trata de una plataforma abierta, tanto en hardware como en software, lo que permite utilizar rutinas de base que los programadores autorizados colocan en un repositorio y que pueden ser tomadas por otros”, agregó Felissia, y comentó que “la aplicación que uno diseña la puede compartir o no, pero existe un gran espíritu colaborativo entre los diseñadores que participan del proyecto CIAA, lo que origina que los problemas de programación que se abordan se resuelvan con mayor eficiencia”.

El director del Departamento de Electrónica de la UTN San Francisco remarcó que con este proyecto se busca “tener un banco de pruebas simulando una pulverizadora y el control de ese banco de pruebas va a ser esta placa CIAA. El tema de censar malezas es más un proyecto científico que tiene mayor tiempo de duración, porque requiere estudios más avanzados, analizar trabajos científicos realizados en la materia, y es más a largo plazo. Nosotros vamos a utilizar la placa CIAA para montar un prototipo de pulverizadora y controlar el sistema de pulverización para lograr un funcionamiento similar a lo que trabajan las pulverizadoras en el campo”.

La propuesta se enmarca en la localización que tiene la Facultad Regional San Francisco, dentro de una región de alta producción agrícola, donde existe una importante cantidad de industrias dedicadas a la fabricación de máquinas y repuestos para el sector primario, considerando además que en nuestra Facultad se dictan carreras de Ingeniería pero además existe una Licenciatura en Administración Rural que ha permitido que surjan proyectos de investigación y desarrollo de carácter multidisciplinar, con temáticas en el área agrícola.

Cabe destacar que la convocatoria realizada por el Ministerio de Ciencia de la Nación preveía destinar un monto total de $ 1.050.000 para distribuir entre todos los proyectos seleccionados, otorgándose un monto máximo de $ 70.000 por propuesta, que es lo que se le adjudicó a la iniciativa de nuestra casa de altos estudios. Por otra parte la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) otorgó una CIAA a cada proyecto que resultó adjudicado.

El anuncio de los adjudicados en la convocatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva se realizó en un acto que contó con la presencia de la secretaria de Planeamiento y Políticas del citado Ministerio, Dra. Ruth Ladenheim, el subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lic. Fernando Peirano; el secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Lic. Matías Barroetaveña; y el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), Ing. Jorge Cavanna.

Los criterios de selección de los adjudicados se orientaron a iniciativas innovadoras enfocadas al uso e implementación de aplicaciones de la CIAA en desarrollo de nuevos productos, mejora de productos existentes, automatización de procesos y aplicaciones en sectores industriales específicos. Entre los proyectos aprobados se encuentran sensores sumergibles; biodigestores para la producción de biogás; fotocontroles para uso en alumbrado público urbano; sistemas de control para robots; y máquinas textiles, entre otras aplicaciones posibles.

El ingeniero Felissia expresó que “para nosotros es muy importante haber sido seleccionados, nos halaga haber podido salir adjudicados, y de hecho el lugar donde estamos ubicados en el orden de mérito quiere decir que ha interesado nuestra propuesta al Ministerio de Ciencia y Tecnología y esto tiene que ver con las líneas prioritarias que maneja ese Ministerio, que se refiere a las aplicaciones tecnológicas para la actividad agropecuaria. Por otra parte para nosotros esto tiene importancia porque demuestra que nuestros grupos de investigación están trabajando en el camino correcto, generando actividades, proyectos, que son valorados significativamente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Nosotros tenemos muchos proyectos, muchas ideas que necesitan financiamiento, por eso es importante participar de esas convocatorias que nos dan el financiamiento adecuado para poder concretarlos”.

“Ahora empieza el trabajo concreto, de plasmar lo que uno puso en el papel, generar el equipo y que funcione. Así que estamos relevando los elementos necesarios para el montaje, vamos a hacer las compras correspondientes de los elementos de hardware necesarios y posteriormente trabajaremos en la programación de la computadora”, explicó Felissia. Tienen un plazo de entre seis y nueve meses para ejecutar el proyecto.

Finalmente el ingeniero de UTN expresó su agradecimiento por “la colaboración de los docentes investigadores, los alumnos becarios de los grupos de investigación del área de Electrónica, y al grupo de Administración Rural que colaboraron en la generación del proyecto”.

 

¿Qué es la CIAA?

La Computadora Industrial Abierta Argentina es una plataforma electrónica libre y gratuita preparada especialmente para aplicaciones industriales. El proyecto nació en el 2013 como una iniciativa conjunta entre el sector académico, representado por la Asociación Civil para la Investigación, Promoción y Desarrollo de los Sistemas Electrónicos Embebidos (ACSE); y el sector industrial representado por la CADIEEL, con el objetivo de impulsar el desarrollo tecnológico nacional, darle visibilidad a la electrónica argentina y generar cambios estructurales en la forma en que se desarrollan y utilizan estos conocimientos. En este sentido, la CIAA es la primera y única computadora del mundo que se define como industrial, ya que su diseño está preparado para las exigencias de confiabilidad, temperatura, vibraciones, ruido electromagnético, tensiones y cortocircuitos que demandan los productos y procesos industriales. Y es abierta, ya que toda la información sobre su diseño está libremente disponible en internet bajo la Licencia BSD, para que cualquiera la utilice como quiera.

En relación a la CIAA, Felissia opinó: “La importancia grande que tiene este proyecto encarado entre el sector académico, científico, tecnológico y el sector industrial, es justamente la vinculación y articulación entre estos dos sectores que ha llevado a elaborar un equipamiento, un elemento que puede formar parte de distintos productos que produzcan nuestras industrias. Es un valor agregado argentino que se incluye en productos de alto nivel tecnológico”.

“La automatización y el control a través de hardware electrónico se aplica en muchísimas áreas, entonces este elemento, que forma parte de ese sistema de control, puede tener muchísimas aplicaciones”, dijo el ingeniero.

Septiembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30